¿Sabes cómo cuidar las joyas que tienen baño de oro?

¿Sabes cómo cuidar las joyas que tienen baño de oro?

 

¡Todos queremos que nuestras joyas nos acompañen por mucho tiempo! La duración de tus joyas depende mucho del cuidado que tú les des. En este post, queremos darte algunas recomendaciones de cuidado que te permitirán  conservar por mucho tiempo tus joyas, especialmente las que tengan baños de oro. 

Sin duda, este es uno de los temas que más nos consultan. Lo primero que debes saber, es que en joyería existen diferentes técnicas y procesos para hacer baños de oro, pero debes tener en cuenta que, del espesor de esa capa de oro (el cual se mide en micras) y de la pureza del oro usado para el baño, dependerá la calidad y duración de las joyas. 

Aunque el baño de oro sea de muy buena calidad, es fundamental que tengas algunos cuidados. Sigue estas recomendaciones para que tus joyas te duren por mucho tiempo: 

  1. Evita el contacto con lacas, cremas, o perfumes. 

Independiente del metal del que estén hechas tus joyas, el alcohol presente en cremas, lacas y perfumes hace que el metal se deteriore y cambie de color. Por esto, la recomendación es que siempre te apliques el perfume antes de ponerte tus joyas. Una vez esté seco, puedes ponértelas. 

  1. No las uses al momento de bañarte, nadar o hacer deporte. 

Los sulfatos y cloros presentes en las piscinas, agua de mar y en el propio sudor, pueden ser muy corrosivos para las joyas que tienen baño de oro. Si inevitablemente hiciste deporte con tus joyas puestas, o te diste un chapuzón en la piscina y olvidaste que las llevabas contigo, te recomendamos lavarlas con un jabón neutro y secarlas con el secador de pelo. 

  1. No las tengas mucho tiempo expuestas al sol o a la luz 

La exposición prolongada al sol o ciertos tipos de luces, pueden hacer que las joyas pierdan un poco de brillo. Evita exponerlas por largos periodos al sol o guardarlas en sitios húmedos. 

  1. Guárdalas por separado 

Cuando no estés usando tus joyas, lo más recomendable es que las guardes por separado conservando el empaque original. Si usas un joyero, procura que este tenga  divisiones o compartimientos para que así las puedas guardar de manera separada.  La razón es que al juntarse unas con otras pueden rayarse y de esta forma se deteriora la capa del baño de oro. En Luisa López Jewelry encuentras bolsas perfectas para protegerlas.

Guarda tus joyas en su empaque original

  1. Limpiarlas de vez en cuando 

En caso de que cambie el color de tus joyas, le salgan algunas manchas verdosas o notes que tienen menos brillo, te recomendamos sumergir la pieza en agua tibia con bicarbonato y frotar con un cepillo suave (puedes usar un cepillo de dientes viejo) luego de esto las enjuagas con agua limpia y puedes secarlas con el secador de pelo. Te darás cuenta que volverán a lucir como el primer día que las compraste! 

¡La idea es que uses todas tus joyas tranquilamente y las disfrutes! En caso de que tus piezas pierdan el color dorado, podemos volver a dorarlas y te quedarán como nuevas! 

Esperamos que este post te haya gustado y haya sido útil para ti. Nos encantaría poder resolver cualquier duda o saber tus comentarios.

Deja un comentario